Carta de amor al amor.


Sé que me andas buscando

desde el primer día que soñé

que tendría que encontrarte.


Sé lo que ha pasado,

no me engaño,

y tú también lo sabes,

cerré la puerta

y lo hice para sobrevivirnos.


Sé que hace tiempo que intentas entrar,

me llamas,

me mojas desde afuera

para que el agua entre por las grietas y me ablande,

pero no es suficiente,

y lo sabes,

necesito que me rompas,

que me eches la puerta abajo

porque yo cerré tan fuerte,

me escondí tan profundo

y pinté tantas puertas iguales

que ya no sé si existe un camino de vuelta para mi.


Eres lo que más temo,

El diablo de los cuernos más largos.


Sé que me andas buscando amor,

y necesito tanto tu ayuda.


Tengo el cuerpo lleno de heridas que supuran recuerdos

que he olvidado para no sentirte.


Estoy tan orgullosa y feliz de en quién me he convertido sin ti...

¿Por qué iba a querer pasar descalza sobre las llamas?


No estoy segura de ser capaz,

esa es mi verdad,

por eso te escribo,

para que te saltes todas las normas,

para decirte que me rindo.


Necesito escucharte decir que lo he hecho bien,

que hice lo que tenia que hacer

y que ahora me toca enfrentar lo que en aquel tiempo no pudimos.


Me muero del miedo mi amor

porque no veo la diferencia entre ese momento y la muerte.


Sí, ahora lo veo...

yo he venido al mundo

a abrir esta puta puerta.

15 vistas0 comentarios