Ese tipo de peña


Ella/Él te escribe,

inconsciente,

desde un personaje que habita en su punto ciego.


Cree estarte salvando de algo,

tratando de darle respuestas a una sensación generada a través de una acción tuya,

y sin embargo en su conversación se destila la condescendencia.

Como una especie de consejo o reflexión

que parecen mostrar afecto y preocupación hacia ti

pero que en realidad enmascaran prepotencia,

juicio y desorientación ante lo que está sucediendo.


Llamémoslo torpeza inocente.


Tú escuchas,

dándote cuenta de lo que su acción genera en ti,

probablemente como has oído decir a otros antes:

“el mismo dolor que se desató en ella/él con tu acción

es el mismo que emana ahora en tí con sus palabras”..


Llamémoslo efecto boomerang.


Ante eventos de este tipo,

comúnmente llamados:

“esta tia/tio es gilipollas”,

“no sé qué le pasa a la peña pero...”,

“las cosas deben ser de una manera”,

“paso de este tipo de personas pero siempre aparecen en mi vida”,

“si ella/él no me hubiera dicho nada...”

y una larga jerga de excusas,

ante este tipo de eventos uno

huye violentamente de sus propios sentimientos.


Llamémoslo dinámica social.


Conjuro:


Doy gracias a todas esas personas que vienen,

de una forma u otra,

a ponerme en duda, a desvalorarme,

a delimitarme, a definirme, a buscar conflicto,

a demostrarse a sí mismas que son mejores que yo...


Y les voy a explicar por qué:

porque aunque en primera instancia

me cague en sus putas madres,

en mi compromiso de ser honesta conmigo misma

veo que "eso" que me traen ya lo tenía yo

en mis catacumbas más profundas,

en mis puntos ciegos,

y si no fuera por este "tipo de peña"

nunca me trascendería a mi misma.


Así es que... GRACIAS.


P.d.secreta: ...además, es la forma más eficaz de que desaparezcan para siempre😎

6 vistas