Hay que plantarse bien fuerte


Hay que plantarse bien fuerte

frente a las voces que desmitifican tu propósito.


Voces mentales, físicas, inventadas o reales.


Y tu propósito está relacionado con hacer/crear lo que te salga del papo,

sin tener que darle cuentas a nadie,

sea o no verdad para el resto.


Hay que plantarse bien fuerte

y espantar al pájaro negro que viene

a hacer nido de lo imposible,

para echar allí sus huevos

y conseguir que se los acaricies.


Hay que descubrir las ideas que hacen de muro entre lo tuyo y lo heredado,

las frases que te envenenan la boca para no avanzar, las miradas recelosas, que si las dejas se resbalan solas hasta el culo.


Al diablo hay que mirarlo de frente para que pueda reconocerse.


Ante la duda de lo posible

usa esta mascarilla

7 vistas