Preparada para el apocalipsis


Lo más doloroso y perturbador de esta historia es que aquello en lo que siempre has creído, no como dogma o posibilidad, sino como VERDAD inamovible ("la realidad está ahí fuera". "la apariencia es real", "lo que pasa fuera está pasando", "la verdad coincide con lo que piensa la mayoría", "el peligro existe", "la muerte es enemiga", etc.) constituye una ruptura abrupta y absoluta de cambio de paradigma.


Es decir, se va a tomar por culo la manera de estar en el mundo, la manera de vivir desde hace siglos y por lo tanto se genera en cada uno de nosotros una sucesión de efectos psicológicos y emocionales que trastocan todo nuestros sistemas, entre ellos el físico, ocasionando entre otras muchas cosas una serie de alteraciones y síntomas reguladores. Repito: R E G U L A D O R E S = G Ü E N O S (aunque duelan o sean incómodos)


Este trance no es tarea fácil si lo enfocamos creyendo que debemos hacer algo al respecto, ENTENDER u ordenar la situación, si luchamos por equilibrios de antiguas lógicas o si te defiendes porque crees que todo sería mejor de otra manera. Esta resistencia lo hará todo más difícil.


Todo se está haciendo ya por nosotros, nuestra única tarea es observar, sentir, CONFIAR y disfrutar del desquebrajamiento.


Sin embargo, es cierto que para algunas personas esto requiere de un ejercicio profundo que implicaría, a nivel metafórico y psicológico, abrirse a la muerte.


Y así es queridos, es la muerte lo que trae el apocalipsis y es abrirte a ella la única forma de resucitar.


Enjoy the fucking show Friends!