Y no parará todo esto


Y no parará hasta que trascendamos la materia.

Y llegará a cada vida en la forma exacta.

Y no parará hasta que te desconozcas, para poder reconocerte.


Y tendrás que aceptar que todo será diferente.

Y la soledad dejará de usarse como concepto pues será incomprensible.


Pero antes habrá que trascenderlo o quedarse en el camino con el cuello cubierto de sal.


Habrá que convertirse en el grito,

no en el pensamiento del grito.

En la alegría, no en el pensamiento de una ilusión.


Yo soy una hermitaña con el corazón patío a la que se la suda Alejandro Sanz.

Una amante latente, un vacío completo a la espera de renacer a otra realidad que ni imagino.


Yo me estoy volviendo inmortal a consciencia. Yo me estoy metiendo a Dios en el pecho, a aquel que saqué un día porque no estaba de moda.


Yo solo quiero terminar de morir para no tener más excusas de no amarles como se merecen.


Yo no tengo ni puta idea de nada y me la suda.


Este mundo necesita un corazón sin miedo y al mío, me da a mí, que me lo están preparando.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo